TRASTORNOS MOTORES

ALLYANE para los trastornos motores

Traumatismos, trastornos de la marcha, inestabilidad del tobillo, espasticidad, secuelas tras un ictus cerebral (ACV), etc.

Estas inhibiciones motoras alteran la calidad de vida de los que las padecen. Se cuentan por millones: en Francia, se registran 6.000 esguinces cada día(1) o 1,3 millones de capsulitis (retráctil de hombro) al año y más de 150.000 ACV(2), quedando más de la mitad de ellos con secuelas…

Las consecuencias son tan importantes en la vida diaria como para la sociedad en su conjunto.
Gracias a los avances de las neurociencias, ALLYANE propone un método innovador cuya eficacia rápida y duradera la constatan desde años numerosos pacientes, médicos y terapeutas.

Trastornos Motores Allyane

Los trastornos de la marcha

Los trastornos de la marcha se deben a múltiples factores: sistema nervioso central o periférico (ACV, vestibular o cerebelosa, etc.), postraumático (insuficiencia muscular, dolor o rigidez articular, incapacidad de extensión, asimetría de cadera, etc.), reumatológico o, incluso, a trastornos de la estática del pie. Crean un verdadero problema de salud pública, en particular, en personas mayores de edad.

La mayoría de los pacientes presentan inhibición motora, fácilmente identificables con una significativa repercusión emocional. El miedo de caer o sentir dolor conlleva una serie de compensaciones que no sólo afectan la marcha, sino que además retrasan considerablemente el proceso de recuperación. Para los trastornos de la marcha, ALLYANE propone una atención integral, tanto física como emocional.

Gracias a la acción de sonidos específicos de baja frecuencia del Alphabox® y a los protocolos de imagen motora, la reprogramación neuromuscular permite una reactivación de los músculos defectuosos, un relajamiento de los músculos hipertónicos y la consolidación de un esquema de marcha más acordes con las verdaderas posibilidades del paciente. En ocasiones, basta con una sola sesión para recobrar una marcha funcional, lo que genera un impacto considerable en el paciente en términos de salud mental y física.

 

La espasticidad

La espasticidad consiste en el aumento exagerado y permanente del tono muscular (tensión muscular) de un músculo en periodos de descanso o al efectuar movimientos voluntarios. Está presente en la mayoría de enfermedades neurológicas como la hemiplejia, la paraplejia o tetraplejia, el Parkinson, la esclerosis en placas o la parálisis cerebral.
Esta tensión muscular inusual impide realizar los movimientos voluntarios, como la prensión, o automáticos, como la marcha, y se agrava cuando el paciente está cansado o nervioso. La reducción de la espasticidad constituye todo un reto para la motricidad y la comodidad de los pacientes, y la medicina se ve relativamente desamparada frente a estos trastornos motores.

Al igual que los tratamientos farmacológicos o las inyecciones de toxina botulínica que ayudan a controlar esta espasticidad, el método ALLYANE brinda un complemento no invasivo de alto rendimiento que permite al paciente modular su espasticidad a partir de su respiración y la toma de conciencia de su estado de relajación.

Gracias a un protocolo original asociado a los sonidos de baja frecuencia, generamos un automatismo de relajación a partir de la respiración, siendo el impacto en la motricidad, en ocasiones, espectacular. Aunque la continuidad de los resultados varía según los casos, numerosos pacientes suelen mejorar considerablemente con tan sólo una sesión al mes.

 

La capsulitis

La capsulitis consiste en una rigidez del hombro, a menudo, dolorosa, que limita los movimientos de esta articulación debido a la retracción e inflamación de la cápsula que la rodea. Este trastorno, muy molesto en la vida diaria, es lancinante y suele ser persistente. Por lo general, un fisioterapeuta efectúa el tratamiento con sesiones de rehabilitación durante un periodo que varía entre 2 y 18 meses.

El método ALLYANE resulta especialmente eficaz para las capsulitis y permite, con frecuencia, una recuperación muy rápida. En ocasiones, en una sola sesión, los pacientes pueden levantar el brazo prácticamente como lo hacían antes por la sencilla razón de que la inhibición motora del hombro tiene una importante connotación emocional y que ALLYANE les permite modificar la relación entre movimiento y dolor.

 

La lumbalgia y la ciática

Las lumbalgias y ciáticas suelen producir dolores persistentes. Se trata de una afección muy común. De cada tres asalariados, más de dos presentarán una lumbalgia. De cada diez lumbalgias, una evoluciona hacia un desacondicionamiento físico y psicológico. Para tratar las ciáticas, en particular, por lo general se prescribe medicamentos antiinflamatorios, relajantes musculares, inyecciones locales de analgésicos y corticosteroides o, incluso, sesiones de osteopatía.

En el caso de las lumbalgias crónicas con o sin ciatalgia, ALLYANE aporta una solución eficaz y duradera mediante una reprogramación neuromotora de la postura o a través de la activación de músculos importantes en el control postural.

 

La inestabilidad del tobillo

La inestabilidad crónica del tobillo se caracteriza por esguinces recurrentes, acompañada por una sensación de inestabilidad o inseguridad al caminar en terrenos irregulares, a veces incluso con dolores o inflamación al realizar un esfuerzo. El hecho de tener un pie valgo, es decir, hundido hacia el interior, favorece esta inestabilidad que puede existir incluso antes de un primer esguince.
A pesar de que el 90 % de los esguinces se curan de manera espontánea, es posible que los ligamentos pierdan su función estabilizadora. Los esguinces se producen con mayor facilidad, a menudo efectuando actividades banales. La inestabilidad puede provocar complicaciones y, a largo plazo, artrosis del tobillo. Lo que ocurre, en realidad, es que algunos músculos que resultan imprescindibles para la estabilidad del tobillo se desprograman y responden inadecuadamente o demasiado tarde a una tensión en el tobillo.

ALLYANE propone una excelente solución en cuanto a la reprogramación de dichos músculos o la posibilidad de modificar el apoyo del pie.

TRASTORNOS MOTORES

Los dolores neuropáticos

Se estima en Francia que entre 1,5 y 3 millones de franceses pueden sufrir dolores neuropáticos, denominados también dolores neurógenos. Ya sea por un trastorno del sistema nervioso periférico (diabetes, sida, cáncer, o tras una operación de hernia discal o amputación con el típico dolor del miembro fantasma), o por un trastorno del sistema nervioso central (accidente cerebrovascular o esclerosis en placas), los dolores neuropáticos se manifiestan mediante sensaciones de descarga eléctrica, picores, sensaciones de quemazón o, al contrario, fríos dolorosos.

Aunque las personas que padecen estos dolores acuden, la mayoría de las veces, a centros especializados en el tratamiento del dolor, los tratamientos existentes no siempre aportan los resultados esperados. Estos dolores lancinantes, que influyen en el estado de ánimo de los pacientes, suelen ser resistentes a los tratamientos farmacológicos o quirúrgicos (estimulación espinal) e, incluso, a los tratamientos no farmacológico (estimulación transcutánea).

El método ALLYANE, que se caracteriza principalmente por ser una solución no invasiva y sin efectos secundarios, propone reprogramar un movimiento adecuado para los pacientes afectados por dolores neuropáticos y proporcionales una herramienta en el control emocional a partir de la relajación.

 

La reactivación muscular

Cualquier accidente traumático (fractura, esguince, lesión ligamentosa o muscular), genera una atrofia muscular importante de un determinado número de músculos clave en la función del miembro lesionado. No resulta nunca sencillo recuperar su potencial muscular después de estas lesiones, de ahí la importancia de la reeducación y, posteriormente, la musculación.
El problema radica que, muy a menudo, el paciente desarrolla una inhibición motora útil a la cicatrización para dejar la articulación lesionada en reposo, pero al cabo de algunas semanas, ya no sabe contraer de manera eficaz los músculos afectados por la inmovilización. La reeducación efectuada mediante el trabajo de fuerza o la estimulación neuromuscular eléctrica no siempre sabe cómo estimular músculo y cerebro, por lo que el paciente tarda en recuperar su autonomía. Se establece un determinado número de compensaciones y, cada vez más, resulta complicado eliminar dichas inhibiciones.

ALLYANE ocupa un lugar preponderante en el tratamiento de estas inhibiciones gracias a su método de reprogramación neuromotora. La recuperación o mejora de la calidad del reclutamiento muscular actúa de inmediato en la función muscular y la fuerza. Con frecuencia, basta con una sola sesión de reprogramación neuromotora para poder efectuar una musculación eficaz.

1 – Fuente : Société Francophone d’urgences Médicales
2 – Fuente : France AVC